Yemen: un infierno para los niños

En la actualidad existen cientos de miles de niños en Yemen que sufren de desnutrición severa, con padres sin los recursos económicos para llevarlos al hospital. “Lo que hace que la crisis sea tan increíble es la cantidad de niños que se debaten entre la vida y la muerte, con sus vidas colgando de un hilo”, dice Ninja Charbonneau, portavoz de la organización para niños Unicef.

Los números son asombrosos: cada diez minutos muere un niño en Yemen de enfermedades curables, infecciones y desnutrición. Pero eso no es todo: casi 1,5 millones de niños huyen en Yemen, más de 2 millones no van a la escuela, muchas niñas se casan por la fuerza antes de cumplir 18 años, hay niños reclutados como niños soldados. A Charbonneau no le gustan las exageraciones “porque hay crisis graves en otros países”, pero ciertamente la emergencia humanitaria no tiene precedentes.

Conversaciones de paz son una señal positiva

Desde hace más de cuatro años hay una guerra civil en Yemen, alimentada por Arabia Saudita e Irán, quienes se disputan su influencia en la región. Luego vino la crisis económica y la inflación, que afecta especialmente a los más pobres del país.

Muchas familias ya no pueden comprar alimentos debido al alza de precios, no hay agua potable limpia, no hay medicamentos“, explica Charbonneau. Incluso antes del comienzo de la guerra civil, Yemen ya era el país más pobre de la región. Ahora son sobre todo los niños los que pagan el precio de que no se vislumbre una solución al conflicto.

Foto: EP

Hasta el momento, ningún intento ha logrado resolver diplomáticamente la guerra civil en Yemen. El enviado especial de la ONU, Martin Griffiths, está tratando de mediar entre el Gobierno yemení y los rebeldes hutíes en Rimbo, Suecia, cerca de Estocolmo.

El británico elogia el “espíritu positivo” de las conversaciones de paz, pero llamó a ambas partes a detener la lucha. “Un rayo de esperanza y una señal positiva”, dice Charbonneau, aunque no espera una resolución rápida del conflicto.

Unicef necesita apoyo para ayudar a más niños

Es por eso que las organizaciones como Unicef son las más requeridas. “Solo en este año tratamos a 230.000 niños con desnutrición“, afirma Charbonneau. Unicef necesitará 540 millones de dólares el próximo año. Charbonneau, por lo tanto, apela a la comunidad internacional y a los donantes privados.

“Necesitamos alimentos. Necesitamos expandir los centros de salud, capacitar a los ayudantes. Y, lo más importante, combatir las enfermedades: el cólera, la rubeola, el sarampión. Los niños necesitan una oportunidad para una infancia y un futuro”, asegura.

 

Con información de DW


Te puede interesar > La peor hambruna en 100 años amenaza a Yemen

LachToday.com

Noticias | News

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.