Venezuela: debacle petrolera en plena crisis social y económica

El petróleo está en el centro de la economía de Venezuela. Representa el 95% de los ingresos de exportación del país y financia el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Aún cuando los precios mundiales subieron a más de 80 dólares por barril el mes pasado, la producción de la nación sigue cayendo. Los productores de esquisto de EE. UU. aumentaron la oferta en un 23% el año pasado, mientras que en Venezuela, el país con las reservas de petróleo más grandes del mundo, la inestabilidad y el colapso económico hicieron que la producción cayera un 37%.

La producción actual roza el millón de barriles. Un mínimo histórico | Bloomberg

Migración y sanciones en Venezuela

A medida que la producción de petróleo de Venezuela se acerca a solo 1 millón de barriles por día, el nivel más bajo en siete décadas, el país se está quedando sin dinero para pagar alimentos y medicamentos. Los salarios no pueden mantenerse al día con la hiperinflación, estimada en un absurdo 1,37 millones por ciento. Vivir en un país donde el precio de los alimentos puede cambiar en cuestión de horas llevó a más de 1,5 millones de venezolanos a huir del país en los últimos cuatro años.

Las Naciones Unidas estiman que hay 3 millones de venezolanos viviendo en el extranjero, incluyendo unos 2,4 millones distribuidos en América Latina y el Caribe. Aquellos que buscan salir del país y no pueden pagar las tasas del mercado negro pueden enfrentar largas filas de días para obtener pasaportes.

La situación empeoró en agosto de 2017, cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, impuso sanciones financieras contra Venezuela y la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en un intento de castigar a Maduro por la mala gestión económica y la corrupción endémica.

Los bancos estadounidenses se volvieron más cuidadosos al otorgar crédito a los refinadores estadounidenses para comprar crudo venezolano, temerosos de una posible prohibición total de las importaciones. Las compañías petroleras internacionales que operan en el país recortan las inversiones en medio de la preocupación de que se verían en violación de las sanciones.

China se hace cargo

La disminución de la producción de Venezuela ha reducido la influencia del país en América Latina. Donde una vez Venezuela proporcionó petróleo subsidiado a sus vecinos, ahora necesita acumular todo lo que produce para poder pagar a los tenedores de bonos, así como a China y Rusia, que han prestado casi $ 69 mil millones en la última década a cambio del petróleo.

Disminuyen envíos a El Caribe y aumentan pagos en crudo hacia China | Bloomberg

Hasta ahora, la solución del gobierno era un incumplimiento selectivo que se estima en $ 6,1 mil millones de dólares en valores internacionales. Los préstamos otorgados por el Banco de Desarrollo de China y la compañía petrolera rusa Rosneft Oil Co PJSC han sido renegociados o pagados con demoras. Un bono que PDVSA continúa pagando es uno garantizado por su interés en Citgo, su brazo refinador estadounidense que gana dinero.

Sin efectivo, Venezuela paga sus deudas a China e India con petróleo. Con la caída de la producción, PDVSA ha perdido sus propias refinerías. Mientras que las refinerías de los Estados Unidos se están ejecutando cerca de su máximo, las de Venezuela están operando a menos de un cuarto de su capacidad. El resultado es la escasez de combustible, especialmente en el campo, que se suma al dolor de los venezolanos.

La refinación continúa en caída libre | Bloomberg

Las maniobras no han sido suficientes para detener una caída en las exportaciones de petróleo que pagan deudas y aportar la fluidez necesaria para que la economía funcione. Los envíos cayeron casi un cuarto en el último año.

Demandas judiciales

Últimamente, las compañías han tenido éxito en el uso de los tribunales para obligar a PDVSA a pagar algunas deudas, como es el caso de ConocoPhillips, a quien la estatal venezolana acordó un pago de $ 2 mil millones, relacionado con las incautaciones de activos llevadas a cabo en 2007, bajo el mandato del fallecido presidente Hugo Chávez, luego de obtener órdenes judiciales que impedían a la petrolera venezolana usar su extensa red de terminales petroleros en el Caribe. Las órdenes judiciales también impidieron a PDVSA dirigir su refinería en Curazao, que se cerró debido a la falta de petróleo.

PDVSA acordó pagar a Conoco, firmando cargamentos de petróleo a la empresa estadounidense para liberar las terminales que necesita para almacenar y reexportar crudo y fuel oil.

Las señales apuntan a más problemas para la industria petrolera del país. Incluso cuando Venezuela tomó prestados otros $ 5 mil millones de China para intentar duplicar la producción de petróleo que ha caído a un mínimo de siete décadas, los analistas ven que la producción se hundirá aún más el próximo año, a menos de 1 millón de barriles por día.

 

Con información de Bloomberg


Te puede interesar > África vive un nuevo auge petrolero

LachToday.com

Noticias | News

You may also like...

3 Responses

  1. noviembre 22, 2018

    […] Te puede interesar > Venezuela: debacle petrolera en plena crisis social y económica […]

  2. noviembre 23, 2018

    […] Te puede interesar > Venezuela: debacle petrolera en plena crisis social y económica […]

  3. enero 8, 2019

    […] Te puede interesar > Venezuela: debacle petrolera en plena crisis social y económica […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.