Retiran bebé de futura madre para darle tratamiento y lo incorporan nuevamente

Una futura mamá ha sido sometida a una operación innovadora en la que extraen a su bebé por nacer de la matriz para darle tratamiento, y lo incorporan nuevamente.

El asombroso procedimiento se realizó para tratar al niño de Bethan Simpson después de que las pruebas revelaron que el bebé tenía espina bífida. A Bethan, de 26 años, y su marido Kieron, se les dio primero la opción de interrumpir el embarazo, antes de que se enteraran de la operación.

Hasta ahora, el procedimiento solo se ha llevado a cabo en Bélgica, pero Bethan, que debe dar a luz en abril, es una de las pocas mamás operadas por un equipo de cirujanos belgas y británicos en Londres.

Un examen de rutina de 20 semanas mostró a Bethan que la cabeza de su bebé no nacido no era la medida correcta. La enviaron al hospital Broomfield en Chelmsford, Essex, donde le diagnosticaron espina bífida, una afección en la que la médula espinal no se desarrolla completamente en el útero y puede afectar la capacidad de un niño para caminar.

Ella dijo: “Nuestra partera hizo una cita en Londres. A las 48 horas, estábamos allí realizando exploraciones en su cabeza y columna vertebral. Nos dijeron que nuestra pequeña tenía espina bífida. Nos ofrecieron continuar con el embarazo, terminar con el embarazo o una nueva opción llamada cirugía fetal, operando antes de que nazca. Tuvimos que hacerlo. También tuvimos que cumplir con algunas normas muy estrictas”.

“El bebé y yo pasamos por pruebas de líquido amniótico, resonancias magnéticas y exploraciones implacables. Nos aprobaron y planeamos una cirugía. Nuestras vidas fueron una montaña rusa en las semanas siguientes”, afirmó Bethan.

El viaje llevó a la pareja y a sus seres queridos a una cirugía de reparación fetal de la espina bífida aproximadamente 24 semanas después del embarazo de Bethan. Los especialistas del Hospital Universitario Great Ormond Street en Londres desempeñaron un papel clave en el tratamiento que Bethan,la única madre en recibirlo en el Reino Unido.

La cirugía consistió en extraer al bebé del útero de Bethan y reparar la médula espinal para que el bebé tenga más posibilidades de tener una vida normal. El bebé fue colocado nuevamente en el vientre de Bethan durante el resto del embarazo. Afortunadamente, la operación fue un éxito.

Bethan comentó que “lamentablemente, el 80% de los bebés en Inglaterra son extraídos cuando a sus padres les dicen que su bebé tiene esta condición. “No es una sentencia de muerte. Ella tiene el mismo potencial que cada uno de nosotros. Sí, hay riesgos de que las cosas salgan mal, pero la espina bífida ya no es lo que solía ser”.

“Siento que nuestro bebé me patea todos los días, eso nunca ha cambiado. Ella es muy especial, es parte de la historia y nuestra hija ha demostrado lo mucho que se merece esta vida”.

 

Con imformación de Mirror


Te puede interesar > Aumentan suicidios en tropas activas de EEUU

LachToday.com

Noticias | News

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.