El esquisto, factor de “peso” en el mercado petrolero

Se ha escrito mucho sobre el mercado del petróleo y puede ser tentador concluir que el crudo es un producto homogéneo, el mismo en todo el mundo e intercambiable a la perfección. No lo es. Antes de hablar del esquisto, hay que ver la panorámica.

Una vez que te das cuenta de que todos los crudos no son creados iguales, puedes ver lo importante que es que las expectativas de larga data sobre un exceso de los tipos más pesados ​​resulten ser erróneas. Ningún productor o refinador en el mundo es inmune a este desarrollo, que está teniendo un impacto creciente en los precios y suministros.

El petróleo, calidad y gravedad

El petróleo consiste en una “sopa de moléculas” formada por números variables de átomos de hidrógeno y carbono, por lo tanto, hidrocarburos. La composición de los crudos de diferentes campos petrolíferos, e incluso de diferentes partes del mismo campo petrolero, puede divergir considerablemente. Muchos contienen contaminantes que deben eliminarse, siendo el azufre el más frecuente.

La calidad es generalmente una función de dos características. Uno es el contenido de azufre. Los crudos que contienen gran cantidad de azufre se llaman agrio, los que tienen poco son dulces. El azufre debe eliminarse para cumplir con las especificaciones de calidad del producto terminado, lo que aumenta el costo de procesamiento y limita el número de refinerías que pueden manejar el agrio.

El segundo es la gravedad API, un indicador de densidad. Los crudos con una alta gravedad API se denominan ligeros, y los que tienen una menor gravedad API son pesados. Los crudos ligeros contienen naturalmente muchas de las moléculas más pequeñas, incluidas las que forman gasolina y diésel, mientras que los pesados ​​contienen moléculas más grandes que requieren procesos de refinación más complejos para dividirlos en estos productos de alto valor.

Los diferentes tipos de crudos, divididos entre los que tienen aumento de producción, están estables y los que tienen caída de producción

Los crudos pesados también tienden a contener más azufre que los más ligeros, lo que los hace doblemente costosos para refinarlos en productos utilizables. Por esta razón, el crudo pesado y amargo tiende a ser más barato que el ligero, el dulce.

El auge del esquisto

Cuando el auge del esquisto de EE.UU. era solo una idea de George Phydias Mitchell, considerado el padre de la industria, la principal preocupación del mercado era que el suministro mundial de petróleo se haría cada vez más pesado en los próximos años. Eso presagiaba un desajuste con la demanda, que se esperaba se concentrara en productos ligeros de mayor valor utilizados para mover personas y cosas, en lugar de los pesados ​​utilizados para generar calor o electricidad.

Para aumentar la dificultad, las regulaciones ambientales estipulaban niveles cada vez más bajos de azufre en los combustibles, un requisito que se extenderá a los buques a partir de enero de 2020.

Como resultado, los refinadores de todo el mundo, y en particular a lo largo de la costa del Golfo de EE.UU., invirtieron en equipos costosos para romper grandes moléculas de hidrocarburos y eliminar el azufre. Mientras tanto, las economías emergentes de Asia invirtieron en grandes plantas nuevas para procesar crudo pesado y agrio de Medio Oriente.

esquisto
El incremento en la producción desde 2015 ha sido de crudo ligero y puede continuar

Esos mismos productores de Medio Oriente también estaban ocupados construyendo nuevas refinerías para sus crudos pesados. Estos desarrollos están restringiendo el volumen de crudo agrio pesado disponible para la exportación a refinadores que no tienen un acuerdo de suministro a largo plazo.

Pero George y sus sucesores han dado vuelta al mundo en su cabeza con el esquisto. Lejos de volverse más pesado, la nueva oferta global ahora es predominantemente muy ligera y muy dulce. De acuerdo con datos recientes de Rystad Energy AS, casi el 86% del incremento en la producción entre 2015 y 2018 fue para crudo ligero (incluido el esquisto, y se espera que casi tres cuartos de las adiciones esperadas para 2023 también entren en esa categoría.

Cae la oferta de crudos pesados

El aumento de la producción de los Estados Unidos, gracias al esquisto, ha llevado a la OPEP a implementar otra ronda de recortes voluntarios de la producción en un esfuerzo por equilibrar la oferta y la demanda mundiales. La producción combinada de Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos y Kuwait ha caído en más de 1,2 millones de barriles por día desde noviembre.

Frente a las costas de África occidental, las fuertes tasas de disminución en los campos de aguas profundas están reduciendo el flujo de crudos medios y pesados de Angola, donde la falta de inversión ha frenado el desarrollo de nuevos campos para reemplazar las pérdidas.

Y luego está la reciente ronda de sanciones contra Irán, que ha reducido la producción del país del Golfo Pérsico en una cantidad similar. Las exenciones otorgadas a ocho compradores de petróleo iraní expiran a principios de mayo y el presidente Donald Trump aún debe decidir si renovará alguno de ellos. Si no lo hace, la producción de petróleo de Irán caerá aún más.

En el Caribe, la mala gestión de las industrias petroleras significa que la producción de petróleo pesado de dos países clave también está disminuyendo rápidamente. Tanto México como Venezuela están en declive a largo plazo y las sanciones impuestas recientemente a Petróleos de Venezuela (PDVSA) acelerarán la caída, especialmente si se extienden a los compradores de crudo del país que no son estadounidenses.

esquisto
Las sanciones a Venezuela aceleran su caída

La escasez de crudos pesados está teniendo un impacto en el mercado. Una forma útil de ver esto es comparar lo que Arabia Saudita cobra a los compradores de su Arabian Heavy (pesado) en comparación con el Arabian Extra Light (extra ligero). El gráfico a continuación muestra cómo la brecha se ha reducido. El gráfico a continuación muestra cómo la brecha se ha reducido.

esquisto
La diferencia en el precio del crudo ligero y pesado en Arabia Saudita se ha estrechado por la merma en la producción de este último

Se puede esperar que la tendencia continúe si los crudos pesados se vuelven aún más escasos y una proporción cada vez mayor de la oferta está sujeta a refinerías nacionales o acuerdos de suministro a largo plazo con socios asiáticos. Lástima para los refinadores que han hecho toda la inversión costosa para prepararse para un mundo “pesado”.

Julian Lee | Gráficos: Bloomberg


Te puede interesar > El Momo Challenge: noticias falsas y pánico colectivo

LachToday.com

Noticias | News

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.