Cuatro femicidios diarios en lo que va de año en Brasil

Cuatro femicidios  han ocurrido todos los días en lo que va de año en Brasil, y los activistas de derechos humanos activaron las alarmas sobre el número de muertos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), brazo de los 35 miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), calificó de “alarmante” la tasa de mortalidad y pidió que se haga más para detener los femicidios en Brasil.

“La comisión insta al Estado brasileño a implementar estrategias integrales para prevenir estos actos, cumplir con su obligación de investigar, procesar y castigar a los responsables, así como ofrecer protección y reparación integral a todas las víctimas”, dijo la CIDH en una declaración en Washington.

Brasil cuenta con 74 refugios para víctimas de violencia doméstica, a pesar de tener una población de más de 200 millones, según Human Rights Watch.

La CIDH dijo que las mujeres asesinadas en Brasil a menudo son asesinadas a tiros en sus propios hogares a manos de novios actuales o anteriores que tienen un historial de abuso doméstico. “La comisión observa con preocupación que en la mayoría de los casos, las mujeres asesinadas habían denunciado previamente a sus agresores, se habían enfrentado a actos de violencia doméstica graves, o habían sufrido ataques anteriores o intentaron homicidios”.

Ley contra los femicidios, pero…

Brasil aprobó una ley en 2015 que tipifica como delito el feminicidio, el asesinato de mujeres por motivos de género, y establece penas de cárcel más duras de hasta 30 años para los responsables de tales delitos. La ley que se anunció para coincidir con el Día Internacional de la Mujer estableció una definición legal del delito.

Brasil se encuentra entre los otros 15 países de América Latina que han implementado leyes contra el femicidio en los últimos años. Según las Naciones Unidas, la región tiene las tasas más altas de femicidios en el mundo.

La comisionada Margarette May, presidenta de la CIDH y relatora de los derechos de las mujeres, dijo que la ley brasileña sobre los femicidios de 2015 fue un paso crucial para hacer más visibles los asesinatos de mujeres. “Sin embargo, ahora es esencial fortalecer las medidas de prevención y protección. Es inadmisible que las mujeres con órdenes de protección sean asesinadas, que no tengan refugios suficientes o que sus quejas no se tomen debidamente en cuenta”, dijo May en un comunicado.

Los femicidios no son un “problema aislado”, sino que reflejan “valores sexistas profundamente arraigados en la sociedad brasileña“, dijo la CIDH. La organización de derechos observó que las mujeres negras, las pertenecientes a grupos indígenas y la comunidad LGBT +, así como las mujeres políticas y activistas de derechos humanos corren el mayor riesgo de ser asesinadas.

El asesinato de Marielle Franco, una feminista brasileña LGBT+ defensora de los derechos humanos y concejala de Río de Janeiro que recibió cuatro disparos en la cabeza después de salir de una reunión pública en el centro de Río en marzo pasado, desencadenó protestas y protestas en todo el mundo. Su asesinato sigue sin resolverse.

El presidente de extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, quien asumió el cargo el mes pasado, cambió el nombre del Ministerio de Derechos Humanos al Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos, y agrupó los derechos de los indígenas con temas relacionados con las mujeres.

Más de 1.000 mujeres fueron asesinadas en delitos de odio relacionados con su género en Brasil en 2017. La nación más grande de América Latina ha sido el líder mundial en homicidios en general, y su tasa de homicidios también es una de las más altas.

El año pasado, las investigaciones revelaron que las muertes de personas LGBT+ en Brasil habían alcanzado su punto más alto después de un aumento repentino en 2017. Según el grupo de vigilancia LGBT+ Grupo Gay de Bahía, al menos 445 LGBT + brasileños murieron como víctimas de homofobia en 2017. Aumento del 30% a partir de 2016.

Según un informe de Amnistía Internacional, de 1.275 casos registrados de homicidios cometidos por la policía de guardia entre 2010 y 2013, el 99,5% de las víctimas eran hombres, el 79% eran negros y el 7% tenían entre 15 y 29 años.

 

Con información de The Independent y Reuters


Te puede interesar > Aumentan suicidios en tropas activas de EEUU

LachToday.com

Noticias | News

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.