Brasil, nuevo dolor de cabeza para la OPEP

Cuando el buque de producción de petróleo flotante P-67 encendió el flare* a principios de este mes, marcó el inicio del suministro brasileño que está preparado para desafiar los esfuerzos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para equilibrar el mercado global.

La gran instalación es la primera de cuatro plataformas similares que comenzarán a bombear crudo este año, elevando la producción brasileña en aproximadamente 365.000 barriles por día, su mayor incremento anual en al menos 20 Años, según la Agencia Internacional de Energía (EIA, por sus siglas en inglés).

La oleada brasileña, combinada con más petróleo de los campos de esquisto de Texas a Dakota del Norte en EE.UU., creará un dolor de cabeza para la OPEP. En el peor de los casos, puede obligar a Arabia Saudita y Rusia a reinvertir sus recortes de producción en la segunda mitad del año, poniendo a prueba la fortaleza de la relación petrolera entre Riyadh y Moscú.

Brasil ha decepcionado en el pasado, con un crecimiento de la producción muy por debajo de las expectativas debido a problemas de mantenimiento, disminuciones en los campos maduros y retrasos en la instalación de nuevos buques para la producción y almacenamiento de petróleo. El campo Tartaruga Verde, que debería haber estado en línea a fines de 2017, no comenzó hasta junio de 2018. El P-67 se retrasó varios meses.

El buque P-67, a unos 260 kilómetros (162 millas) de Río de Janeiro, bombeará unos 150.000 barriles por día en los próximos meses, cuando alcance su punto alto.

Es propiedad de un consorcio que incluye la petrolera brasileña Petroleo Brasileiro SA (Petrobras), y Royal Dutch Shell Plc. La embarcación se unirá a lo largo de este año a otras tres tan grandes: P-76, P-68 y P-77. Y entre 2020 y 2023, Petrobras pretende instalar otros diez grandes buques.

La OPEP atenta

La propia OPEP está vigilando a Brasil, señalando que la nación tendrá el segundo aumento más grande en el crecimiento anual de producción dentro del sector de países No-OPEP, solo detrás del esquisto de EE. UU. Brasil produjo casi 2,7 millones de barriles diarios en diciembre, lo que puso al país suramericano al nivel de los miembros de la OPEP, Kuwait e Irán.

La producción de petróleo podría aumentar sustancialmente en 2019” si los buques de producción y almacenamiento flotantes retrasados ​​y otras instalaciones programadas comienzan este año, dijo la OPEP sobre Brasil en su último informe mensual. La organización pronosticó un crecimiento brasileño de 360.000 barriles por día para este año.

Brasil está listo para llegar a tener el más alto crecimiento anual | Gráfico: Bloomberg

Reservas profundas

Los llamados campos pre-sal, reservas ubicadas en las profundidades del Océano Atlántico bajo una gruesa capa de sal, están listos para superar las estimaciones de producción realizadas cuando se descubrieron hace más de una década. El campo Lula, donde se ubica el P-67, probablemente superará la producción de 1 millón de barriles por día este año, lo que lo convierte en uno de los campos petrolíferos más grandes del mundo, solo detrás de Safaniyah en Arabia Saudita.

El país también se está volviendo cada vez menos dependiente de su compañía petrolera controlada por el estado, Petrobras, que generó un masivo 93% de la producción total de Brasil en 2010. “Brasil y Petrobras solían ser sinónimos en términos de producción de petróleo hasta hace poco. Pero ya no más “, dijo Decio Oddone, jefe de la Agencia Nacional del Petróleo de su país.

La oleada brasileña llega en el momento adecuado, ya que el mercado mundial del petróleo está hambriento por el tipo de petróleo que bombean: crudo medio-pesado, ideal para refinarlo en diésel. Los recortes en la producción en la OPEP y Canadá, junto con las sanciones estadounidenses sobre Irán y Venezuela, han reducido significativamente la disponibilidad de crudo medio pesado, elevando su precio en relación con el índice de referencia mundial.

Aparte de la lutita o esquisto de EE.UU., no hay nada en el mundo como Brasil en términos de suministro de crudo. Las reservas son grandes y la productividad del pre-sal es enorme“, dijo el exgeólogo de Petrobras y consultor petrolero Pedro Zalan desde Río de Janeiro.

Con información de Bloomberg


Te puede interesar > El comercio de bitcoins en Venezuela alcanza un récord histórico

LachToday.com

Noticias | News

You may also like...

1 Response

  1. marzo 1, 2019

    […] Te puede interesar > Brasil, nuevo dolor de cabeza para la OPEP […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.