Aumenta cifra de muertos por atentado en Colombia

La policía de Colombia dijo que 21 personas murieron y 68 resultaron heridas después de que un coche bomba explotara en una academia de policía en Bogotá, en un ataque que provocó temores de un regreso al pasado violento del país.

En el ataque, que el gobierno describió como un acto de terrorismo, el vehículo se abrió paso a través de los puestos de control en los terrenos de la Escuela General Santander antes de que detonara, rompiendo las ventanas de los apartamentos cercanos.

No ha habido ninguna demanda de responsabilidad por la explosión, la más letal desde que el gobierno llegó a un acuerdo de paz con el grupo rebelde de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2016.

Foto: EFE

El presidente Ivan Duque calificó la explosión de un “acto terrorista loco” contra cadetes desarmados y ordenó a la policía y al ejército que buscaran a los perpetradores y los llevaran ante la justicia. “No descansaremos hasta que capturemos y llevemos ante la justicia a los terroristas involucrados”, dijo el jueves por la noche. “Les digo a los criminales que el repudio social les espera, el rechazo de todos los colombianos y la comunidad internacional”.

La radio local Caracol dijo que un sospechoso había sido capturado. Los investigadores identificaron al conductor del auto como José Aldemar Rojas Rodríguez, quien se encontraba entre los muertos, dijo el fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez.

El vehículo, un Nissan Patrol SUV gris, llevaba 80 kilogramos (176 lb) de pentolito altamente explosivo, que ha sido utilizado en el pasado por guerrilleros colombianos, dijo Martínez.

Los coches bomba fueron frecuentes en Colombia durante décadas de guerra civil entre el gobierno y varios grupos rebeldes de izquierda, así como en la violencia que involucró al cártel de la droga de Medellín liderado por el difunto narcotraficante Pablo Escobar.

Lo peor de la guerra, que mató a unos 260.000 y dejó a millones de desplazados, terminó cuando el gobierno llegó a un acuerdo de paz con las FARC en 2016. El último gran ataque se produjo en enero de 2018, cuando el mayor grupo rebelde que permanece activo, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), detonó una bomba en la ciudad portuaria de Barranquilla, en el norte del país, matando a cinco policías e hiriendo a decenas.

El ELN, formado por unos 2.000 combatientes y considerado una organización terrorista por los Estados Unidos, ha estado en conversaciones con el gobierno desde febrero de 2017 para poner fin al conflicto. Duque, quien asumió el cargo en agosto, dijo que las condiciones para las conversaciones de paz incluían que el ELN suspendiera las hostilidades y liberara a todos los rehenes.

 

Con información de Reuters


Te puede interesar > Aumenta la piratería marítima en África occidental

LachToday.com

Noticias | News

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.