Amnistía Internacional: Ataques estadounidenses están matando civiles en Somalia

Según un nuevo informe de Amnistía Internacional, los ataques aéreos estadounidenses han asesinado a civiles en Somalia, refutando las repetidas declaraciones del Pentágono de que no ha muerto ningún civil, incluso cuando los ataques de los Estados Unidos se han triplicado bajo la administración Trump.

El informe de Amnistía Internacional detalla cinco ataques aéreos que causaron la muerte de 14 personas. La investigación forense del grupo encontró pruebas sustanciales que sugieren que los ataques aéreos estadounidenses son responsables de muertes en cuatro de esos casos, y probablemente el quinto.

“Este es un informe detallado, creíble y profundamente inquietante”, dijo Hina Shamsi, directora del Proyecto de Seguridad Nacional de la Unión Americana de Libertades Civiles en un correo electrónico a The Intercept. “A pesar de las difíciles condiciones de investigación, Amnistía Internacional proporciona pruebas sólidas de que la afirmación de la administración Trump de cero víctimas civiles simplemente no se puede creer“.

El Comando de África, que supervisa la actividad militar estadounidense en dicho continente, desaprueba todos los hallazgos de Amnistía Internacional.

El informe concluye que ha habido distensión en las reglas del enfrentamiento y una identificación errónea que termina en ataques fatales. Amnistía Internacional dijo que algunos aspectos en las tácticas militares pueden significar que algunos ataques podrían constituir crímenes de guerra, a pesar de que Estados Unidos técnicamente no ha declarado la guerra a Somalia.

Cuando se le preguntó si EE. UU. está en guerra en Somalia, el general Thomas D. Waldhauser, comandante de Africom, dijo durante una audiencia en el Congreso a principios de este mes: “No caracterizaría que estamos en guerra. Está diseñado específicamente para que no estemos al mando de eso”. Amnistía sostiene que el comportamiento de los Estados Unidos hace que sea una parte clara en conflictos armados no internacionales y, como tal, se aplicarían las leyes de la guerra.

Somalia
Foto: AP

Los inicios

Meses después de la llegada de Donald Trump en 2017, secciones de Somalia fueron declaradas “áreas de hostilidades activas”, lo que permitió a Africom llevar a cabo más ataques ofensivos en el país contra cualquier persona que se considere miembro del grupo militante al-Shabab, con menos veto entre las agencias que era previamente requerido.

El general retirado Donald Bolduc, comandante de las Fuerzas de Operaciones Especiales de los EE. UU. en África desde abril de 2015 hasta junio de 2017, dijo a Amnistía Internacional que su entendimiento era que con la nueva designación, las personas en estas áreas pueden ser consideradas objetivos legales según cuatro criterios: edad, género, ubicación (se encuentra en partes específicas de Somalia donde se considera que la población apoya a Al-Shabab) y proximidad a Al-Shabab. “La razón por la que el presidente Trump cambió las reglas es porque ahora estos tipos pueden ser golpeados”, dijo Bolduc a Amnistía. “Están muy cerca, son parte de la red de al-Shabaab“.

“Si la descripción de los estándares de focalización del General Bolduc es correcta, entonces EE. UU. está matando intencionalmente a hombres únicamente porque son de edad militar y podrían conocer a miembros de Al-Shabaab, o están en áreas donde la población se considera simpatizante con el grupo”, explicó Shamsi. .

Africom dijo que Bolduc no resumió con precisión los estándares de focalización, pero no proporcionó información adicional por “razones de seguridad operacional”. Dice que el aumento de las operaciones ha sido efectivo. “Africom sigue dedicado a brindar asistencia al Gobierno Federal de Somalia y se siente alentado por el progreso incrementado que se ha logrado hasta ahora, especialmente al aplicar presión a la red de al-Shabaab“, dijo un portavoz en un correo electrónico a The Intercept.

Somalia
Foto: Reuters

Las víctimas en Somalia

El informe de Amnistía Internacional dice que se crearon las condiciones para incidentes como uno en el que tres hombres civiles (uno de ellos padre de 13), fueron asesinados el 12 de noviembre de 2017. Los hombres habían viajado al sureste de su aldea para trabajar en los campos, irrigando tierras de cultivo para cultivar cosechas en la estación seca. Esto es trabajo comunitario, y los hombres trabajaron en la noche. Uno llamó a su familia al pueblo y dijo que era demasiado tarde para irse a casa, así que dormirían debajo de un árbol cerca del campo y regresarían por la mañana.

Fueron asesinados alrededor de una hora después de acostarse. Los aldeanos encontraron sus cuerpos por la mañana. Amnistía Internacional recogió testimonios consistentes de 18 personas que dijeron que ninguno de los hombres era miembro de al-Shabab. Amnistía no pudo encontrar ninguna información que sugiriera que los hombres habían participado en hostilidades.

Africom reconoció que realizó un golpe en ese lugar y hora, pero dijo que una investigación de seguimiento encontró que los hombres no estaban durmiendo y eran miembros de al-Shabab.

En otro incidente investigado por Amnistía Internacional, tres hombres estaban en un vehículo en movimiento con un presunto miembro de al-Shabab. Uno de los otros hombres en el automóvil trabajaba para la compañía de telecomunicaciones más grande del país, Hormuud Telecom. Un alto funcionario regional dijo a Amnistía que la mayoría de los hombres que viajaban en el automóvil eran civiles. “No sé por qué fueron golpeados, pero tal vez fue un error. Los Estados Unidos están cometiendo muchos errores en esta región“.

Amnistía Internacional llevó las denuncias a Africom y le dijeron que una evaluación determinó que las personas asesinadas eran militantes.

Brian Castner, asesor de crisis de Amnistía Internacional sobre armas y operaciones militares, dijo a The Intercept: “Por lo que podemos decir, Africom no realiza ninguna investigación en el terreno, y ninguna de las 150 personas que entrevistamos había hablado con un funcionario del gobierno somalí o estadounidense, sobre estos ataques“.

Al menos 76 otros ataques se llevaron a cabo durante el período investigado por Amnistía Internacional, lo que indica que el número de muertos civiles podría ser mucho mayor, dice el grupo. Un portavoz de Africom dijo a The Intercept que se han realizado 27 ataques en lo que va del año.

Con información de The Intercept


Te puede interesar > Israel encarcela a cientos de niños palestinos cada año

LachToday.com

Noticias | News

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.